De camping en cabañas de alquiler por la Noruega de los fiordos

Como sabéis por mis relatos, antes de los dos viajes en autocaravana a Noruega, la visitamos alojándonos en cabañas de camping (Hytter), pero ese viaje no está narrado en esta página.

Ahora, muchos me habéis comentado vuestro interés en viajar a Noruega “de camping” por eso dedico este texto a orientaros en este sentido.

La elección de emplear cabañas de camping como alojamiento en Noruega (nosotros nunca consideramos la tienda por el clima en estas latitudes), es buena, de hecho, para nosotros la mejor después de la autocaravana y, desde luego, más económica. El único inconveniente es que resulta más cansada, al menos si, como nosotros, te mueves cada noche, sin repetir alojamiento.

Antes de entrar en detalles os diré que el alquiler de cabañas en Noruega sigue un sistema distinto al resto de países europeos, o al menos a España. Es mucho más fácil. En la mayoría de países alquilar una cabaña de camping es como alquilar un apartamento, con condiciones poco ágiles, por ejemplo: un mínimo de días (que en plena temporada suele ser una semana) o con el cobro adicional de una limpieza final. Esto en Noruega no hubiera sido nada práctico ya que se hace necesario, por la extensión del país y la lentitud de circulación, moverse con frecuencia realizando un circuito que nos permita abarcar la mayor cantidad posible de kilómetros.

Pero en Noruega, como digo, el sistema es mucho más ágil, o al menos esa fue nuestra experiencia:

  1. Antes de salir de casa reservamos todas las cabañas vía e-mail, sin pago previo alguno ni número de tarjeta como garantía.
  2. La reserva estaba asegurada hasta las 5-6 de la tarde (cada camping determina)
  3. Si no ibas a llegar antes de esa hora con llamar para avisar, te la seguían reservando y de no ser así la reserva a esa hora quedaba anulada y podían disponer de la cabaña para otro cliente.
  4. Al llegar te instalabas, las camas no disponían de ropa, aunque si no recuerdo mal, se podía alquilar allí. Nosotros llevábamos sacos de dormir y fundas de almohada para ganar agilidad y precio.
  5. Por la mañana, al salir, pagabas. Si habías dejado limpia la cabaña (sobre todo la cocina y menaje), no había ningún pago adicional. Simplemente te preguntaban.

En una ocasión decidimos cambiar la ruta y quedarnos dos noches en la misma cabaña y llamamos a la siguiente para cancelarla. Sabíamos que se cancelaría sola a partir de las 5, pero hay que tener la cortesía de avisar cuando estás seguro de que no vas a ir.

El gran reto de este viaje fue la comida, en nuestro empeño de no ir a restaurantes y de comprar allí lo menos posible. Creo que ha sido lo más complicado que he tenido que hacer en un viaje: Llevar provisiones desde casa para todos los días, disponiendo de nevera sólo por las noches. Imaginad en las semanas previas la búsqueda de productos enlatados o precocinados que no necesitasen frio. Y luego, para no bajar todas las provisiones cada noche se nos ocurrió un sistema que no funcionó mal:

Llevábamos cajas en el maletero (un monovolumen) y en ellas clasificados los alimentos: picoteos, conservas, comidas, desayunos…. Desde esa “despensa” sacábamos cada noche en una bolsa los ingredientes de la cena y desayuno y lo necesario para preparar bocatas para comer en la ruta del día siguiente. Funcionó de cine. Pero ¿a que ahora entendéis que al año siguiente hacer el mismo viaje en autocaravana me pareciera el relax más absoluto? Llevar la cocina y el frigo a todas partes es una gozada.

Por último, me queda compartir con vosotros la recopilación de campings que hicimos ya que nos llevó su tiempo elegir. Os puede adelantar trabajo partir de este listado. Además de tener los datos de contacto, os sirve para haceros una idea de los kilómetros que nos desplazábamos en cada jornada, que dependía también de los sitios de interés que recorriéramos ese día. El sistema era “recorrer visitando” y terminar la etapa en el siguiente camping (Sólo en un par de ocasiones, para visitar los glaciares Briksdal y Nigard, llegamos al camping a la hora de comer, nos instalamos y desde allí fuimos a visitar el glaciar en viaje de ida y vuelta).

Como nota anecdótica comentar que, a mis hijos, por entonces pequeños, lo que más le gustó de estos campings fue la colchoneta elástica. Un entretenimiento para niños muy común en Noruega, que estaba en muchos de ellos.

NUESTROS CAMPINGS:

DÍA 1. SOGNE: ÅROS FERIESENTER    http://www.aaros.no/

La cabaña que alquilamos resultó muy pequeña y casi no cabían ni las maletas en el pasillo. Las instalaciones del camping no las usamos nada ya que teníamos baño en el interior y llegamos con el ferry bastante tarde. 

 

DÍA 2. JOPERLAND: SOLVIK CAMPING   http://www.solvik-hytter.no/

Estas cabañas nos encantaron. Grandes, espaciosas y con una terraza con vistas preciosas sobre el fiordo. Pudimos pasear por una pequeña playa allí mismo antes de cenar. Fue de las mejores.

 

DÍA 3. EIDJORD: Sæbø Camping    http://www.saebocamping.com/

La cabaña que alquilamos no disponía de baño y era muy básica (ahora hay algunas mejor equipadas) aún así era muy nueva. El entorno es impresionante, entre paredes rocosas. 

 

DÍAS 4 , 5 y 12:  BERGEN: BERGEN CAMPING PARK    https://bcp.no/

Como camping de ciudad que es, no está en un entorno especialmente bonito, pero las cabañas son espaciosas y prácticas.

 

DÍA 6:  SONGDAL: KJORNES CAMPING  http://www.kjornes.no/

En vez de una cabaña nos dieron un apartamento muy lujoso sobre la recepción. Fue el alojamiento más elegante, pero no tenía vista alguna porque era una especie de ático. Una pena porque el camping está en un sitio espectacular junto al fiordo.

 

DÍAS 7 Y 8: STRYN: STRYNSVATN CAMPING  http://strynsvatn.no/

Este nos encantó y cambiamos la reserva para quedarnos dos noches. Las vistas preciosas y la cabaña espectacular.

DÍA 9: ANDALNES: TROLLSTIGEN CAMPING & GJESTEGARD http://trollstigen.no/en/accomodation/

La cabaña adecuada pero el entorno impresionante, justo en el valle del que parte la carretera de los Trolls.

 

DÍA 10: LOM: FURULUND HYTTER

Este camping era muy poco atractivo y las cabañas también, pero no encontramos nada más en la zona. No dispone de página web.

 

DÍA 11: GAUPNE:                                                                                                                   PLUSCAMP SANDVIK   http://www.sandvikcamping.com/

Cabaña adecuada en un bonito entorno. Punto de partida para visitar el glaciar Nigard.

 

DÍA 13: KRISTIANSAND: SKOTTEVIG FERIESENTER http://skottevik.no/overnatting/hytter/

Este fue el que menos nos gustó, pero por las fotos de la web, parece reformado. Eran cabañas bastante viejas, sin baños y usar los comunes no era agradable porque al estar tan al sur del país y en zona de veraneo, estaba a tope de gente. Después de la serenidad de la que veníamos resultaba agobiante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *